Anuncios

Pink Floyd: Himnos de protesta

El pasado 6 de septiembre fue el cumpleaños número 76 de Roger Waters, cofundador de Pink Floyd una banda considerada como importante en la historia del rock, Pink Floyd, conocidos por su revolucionaria forma de hacer música; sus letras y acordes psicodélicos considerados también dentro del género progresivo que trascendían la escena musical a las calles y los movimientos sociales.

La historia de Pink Floyd comienza a finales en la década sesentera en Inglaterra, cuando ya empezaba una corriente musical psicodélica. La percepción de colores, imágenes y sonidos en las primeras presentaciones de la banda iban de acuerdo con las influencias culturales de una época marcada por acontecimientos como la Guerra de Vietnam y que buscaban una salida pacífica a través de expresiones hippies que, en el caso de Pink Floyd, fueron evolucionando a expresiones de protesta.

En un comienzo, la banda influenciada por las composiciones del cantante y guitarrista Syd Barrett dieron el toque psicodélico a su música, pero no fue hasta su salida, en 1968, cuando el recién integrante de la banda, David Gilmour, junto a Roger Waters dieron un toque más hipnótico con Ummagumma (1969), que más allá de sus sonidos es una experiencia sensorial.

Este disco fue el preámbulo de una serie éxitos en la década de los 70, entre ellos, uno de los álbumes más vendidos en la historia: The Dark Side Of The Moon (1973) con temas polémicos como la muerte, el odio y la sujeción del ser humano al tiempo en un mundo artificial y egoísta.

Aparecieron después álbumes como Whish You Where Here (1975) y, tras el surgimiento del punk, Pink Floyd supo adaptarse con Animals (1977), inspirado en la obra de George Orwell, Rebelión en la Granja y The Wall (1979), el disco más emblemático acompañado de la película del mismo nombre dirigida por Alan Parker. La historia y la música de The Wall despertaba la

conciencia social que dormía y se aislaba detrás de muros que justificaban el desconsuelo, la

soledad e incluso la locura.

La música de Pink Floyd fue considerada como un grito de protesta contra gobiernos autoritarios, el capitalismo y el mundo moderno sumergido en la avaricia, la violencia, la soledad, la intolerancia y la deshumanización, por esta razón, Pink Floyd forma parte también de una serie de consignas en acontecimientos históricos como la caída del muro de Berlín en 1989, hecho por el cual Waters convocó a un gran espectáculo en el Potsdamer Platz de Berlín.

Hasta la fecha, las canciones de Pink Floyd siguen siendo un lema dentro de los espectáculos del también activista Roger Waters, quien hace un llamado a reconsiderar las políticas neoliberales y acciones que violentan los derechos humanos en gobiernos autoritarios, así como la xenofobia y otros temas específicos como los mensajes de protesta contra el muro de Donald Trump, la crisis de violencia en México y, recientemente el ‘neofascimo’ de Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Potsdamer Platz de Berlín.

Con información de Penélope Isabel Chavarría García

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: